alta sensibilidad y altas capacidades

Alta sensibilidad y Altas Capacidades

¿Son las personas superdotadas más sensibles a su entorno?

Un estudio explora su relación con la sensibilidad al procesamiento sensorial

La sensibilidad al procesamiento sensorial (SPS o Alta Sensibilidad) es un rasgo de personalidad que determina cuán profundamente procesamos los estímulos sensoriales. Esta característica puede hacernos más receptivos a nuestro entorno, tanto para experimentar belleza como para sentirnos abrumados por el ruido. ¿Qué papel juega la Alta Sensibilidad en las personas superdotadas? Un nuevo estudio dirigido por Véronique De Gucht y su equipo en la Universidad de Leiden, Países Bajos, arroja luz sobre esta interesante pregunta.

Sobre el estudio

La investigación, publicada en el Journal of Research in Personality, investigó si las personas superdotadas son más propensas a experimentar niveles más altos de SPS en comparación con la población general. Además, exploró cómo la apertura a la experiencia (una característica asociada con la creatividad y la curiosidad) y el neuroticismo (inestabilidad emocional) influyen en esta relación.

El estudio involucró a 636 adultos superdotados y 10291 personas de la población general como grupo de control. Se utilizaron cuestionarios para medir los niveles de SPS, junto con otras herramientas que evaluaron el neuroticismo y la apertura a la experiencia.

Hallazgos principales

El análisis reveló varios hallazgos interesantes que desafían algunas percepciones comunes sobre las personas superdotadas:

  1. Sensibilidad a lo positivo: Los superdotados mostraron puntuaciones más altas en la dimensión positiva de la SPS, particularmente en aspectos como la sensibilidad estética, la sensibilidad social-afectiva y la sensibilidad a los estímulos internos y externos. Este rasgo permite que las personas superdotadas perciban más profundamente la belleza en el arte y la naturaleza, comprendan mejor las emociones de los demás y estén en sintonía con los detalles sutiles de su entorno.
  2. Menor sensibilidad a lo negativo: Contrariamente a algunas creencias populares, las personas superdotadas puntuaron significativamente más bajo en la dimensión negativa de SPS. Esto incluye la reactividad emocional y fisiológica y el malestar sensorial. Los superdotados, por lo tanto, parecen menos propensos a sentirse abrumados por los estímulos negativos.
  3. Rol de la personalidad: Las diferencias observadas entre las personas superdotadas y la población general se explicaron parcialmente por las diferencias en la apertura a la experiencia y el neuroticismo. Los superdotados mostraron niveles más altos de apertura y niveles más bajos de neuroticismo, lo que sugiere una mayor estabilidad emocional.

Reflexiones sobre los resultados

Estos resultados desafían el estereotipo de las personas superdotadas como emocionalmente inestables o más vulnerables al estrés. En cambio, muestran que son emocionalmente más resilientes y que la mayor sensibilidad a los estímulos positivos puede ser una ventaja, permitiéndoles disfrutar plenamente de las experiencias estéticas y sociales.

La conexión entre la apertura a la experiencia y el concepto de Personas Altamente Sensibles también sugiere que las personas superdotadas o con Altas Capacidades son naturalmente curiosas y dispuestas a explorar nuevas ideas. Esto puede contribuir a su capacidad para identificar problemas complejos y encontrar soluciones innovadoras.

Implicaciones prácticas

Los hallazgos tienen implicaciones importantes para el desarrollo personal y profesional de las personas superdotadas. Comprender que son menos sensibles a estímulos negativos puede ayudar a reducir las preocupaciones sobre su vulnerabilidad emocional. Además, su apertura a las experiencias podría aprovecharse para fomentar el desarrollo creativo y académico.

Los educadores, psicólogos y empleadores deben tener en cuenta estos hallazgos al crear ambientes que apoyen el desarrollo de las personas superdotadas. Fomentar entornos que les permitan aprovechar su sensibilidad a los estímulos positivos puede ayudarlas a prosperar.

Conclusión

El estudio liderado por Véronique De Gucht destaca la compleja relación entre la superdotación y la sensibilidad al procesamiento sensorial. Los superdotados son más sensibles a las experiencias positivas y menos a las negativas, un hallazgo que podría cambiar la forma en que abordamos el desarrollo de su potencial.

Referencias:

  1. Rinn, A. N., & Bishop, J. (2015). Gifted adults: A systematic review and analysis of the literature. Gifted Child Quarterly, 59, 213-235. https://doi.org/10.1177/0016986215600795.
  2. Ogurlu, U., Özbey, A. (2021). Personality differences in gifted versus non-gifted individuals: A three-level meta-analysis. High Ability Studies, https://doi.org/10.1080/13598139.2021.1985438
  3. De Gucht, V., Dion, Woestenburg, D. H. A., & Wilderjans, T. F. (2022). The Different Faces of (High) Sensitivity, Toward a More Comprehensive Measurement Instrument. Development and Validation of the Sensory Processing Sensitivity Questionnaire (SPSQ). Journal of Personality Assessment, 104, 784-799. https://doi.org/10.1080/00223891.2022.2032101
  4. Lionetti, F., Pastore, M., Moscardino, U., Nocentini, A., Pluess, K., Pluess, M. (2019). Sensory Processing Sensitivity and its association with personality traits and affect: A meta-analysis. Journal of Research in Personality, 81, 138-152. https://doi.org/10.1016/j.jrp.2019.05.013.
  5. De Gucht, V., Woestenburg, D. H. A., Backbier, E. (2023). Do gifted individuals exhibit higher levels of Sensory Processing Sensitivity and what role do Openness and Neuroticism play in this regard? Journal of Research in Personality, 104, https://doi.org/10.1016/j.jrp.2023.104376.